jueves, 27 de noviembre de 2014

Compañeros, la cara B


Es 24 de Agosto del 2014, durante las labores de rescate de un montañero herido en el Pico La Polinosa (Maraña) se accidentó un helicóptero de la Guardia Civil, precipitándose al vacío y estrellándose contra el suelo. Los dos pilotos que iban en el helicóptero y un miembro del GREIM fallecieron al instante.
Gracias a la heroica actuación de un segundo miembro del GREIM, que puso a salvo al herido sacándolo del helicóptero y arrojándolo contra una repisa, la tragedia no fue mayor.

Es un documental narrado en primera persona por uno de los compañeros del GREIM de Sabero. En él podemos conocer el lado más humano y emocional de los miembros de estos grupos de rescate. Los testimonios de los deportistas rescatados y de los compañeros de los Guardia Civiles fallecidos sobre lo que sucedió en aquellos trágicos momentos, nos ponen los pelos de punta, trasmitiéndonos unos valores que creíamos desaparecidos en la sociedad de hoy en día.

La proyección tiene unos 35 minutos de duración.
Por una parte veremos la cara más conocida de los miembros del GREIM y de nuestro entrenamiento diario, con un pequeño video  de la última actividad que realicé junto a mi compañero Conejo.
Y por otra parte, la cara más dura y desconocida de este bonito y a la vez peligroso trabajo, a través del documental "COMPAÑEROS, LA CARA B"

  


Este documental ha ido creciendo poco a poco, gracias a las intervenciones desisnteresadas de sus participantes, adquiriendo un cariz humano sin igual, que lo convierte en un gran recuerdo y homenaje a nuestros compañeros.

No se pretende ensalzar los valores de la Guardia Civil, de sobra ya reconocidos, si no aquellos que todos los seres humanos llevamos dentro y que siempre afloran cuando otra persona necesita nuestra ayuda. Es cierto que nuestra profesión nos obliga a ayudar a todo el que está en apuros, pero también es cierto, que no estamos obligados a poner en riesgo nuestra integridad personal por encima de la del herido. Aunque eso es algo que nunca aplicamos, cuando realmente se nos necesita.

Estos días he escuchado muy a menudo y con gran orgullo por mi parte (no lo voy a negar) la palabra héroes refiriéndose a nuestro trabajo.
Una de las definiciones de esta palabra dice que Héroe es la persona que se distingue por haber realizado una hazaña extraordinaria, especialmente si requiere mucho valor.
No puedo estar más de acuerdo. Pero al leer esa definición, no puedo evitar pensar también en todas esas familias que sacan adelante su casa con actos verdaderamente extraordinarios. O en los trabajadores de la construcción, de la minería, de la pesca en el mar... todos son héroes anónimos. Entre ellos se cuentan por cientos los fallecidos al año bajo la sombra del anonimato y nadie les rinde homenaje por su labor.
A todos ellos siempre les brindaré mi respeto como persona y como trabajador de la construcción, que también fui.

Pero también admiro a los compañeros con los que comparto cada día mi entrenamiento diario. Por eso no puedo dejar de rendir este humilde homenaje en forma de documental, a todos los compañeros que han caído ayudando a otro ser humano y a todos los que cada día arriesgan sus vidas por encima de lo exigible y ponen en jaque su estado emocional, implicándose con las víctimas donde otros se retiran.
El espíritu de sus actos son la razón por la que adoro tanto esta profesión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada